El silencio

Dice Swami Sivananda: La esencia de la vida, lo eterno, lo infinito, no pueden ser explicados, pero puedes conocerlos a través del silencio profundo. La paz es silencio. El silencio es la lengua del corazón. El silencio es la lengua del sabio. El silencio es el sustrato del cuerpo, de la mente, de la energía y de los sentidos. Es la clave de este universo sensorial. La paz que sobrepasa todo entendimiento. La meta de tu vida. Detrás de todos los ruidos y sonidos se halla el silencio, que es tu alma interna y tu experiencia intuitiva. Cuando el corazón se siente pleno, cuando experimentas una gran alegría, hay silencio. No existe ningún bálsamo curativo mejor que el silencio para quienes se sienten heridos en su corazón por fracasos, decepciones y pérdidas. No existe ningún sedante mejor que el silencio para quienes padecen de nervios debido a la intensidad de la vida.

9 técnicas sencillas para cultivarlo:

1. Practica el silencio gradualmente.
2. Busca un lugar solitario.
3. No abandones tu lugar de silencio con frecuencia.
4. Organizando previamente tu día.
5. Observa el silencio por lo menos durante una hora diaria si eres una persona muy ocupada. Un día de la semana incrementa el número de horas de silencio.
6. No afirmes nunca internamente “No voy a hablar”. Eso acelera la mente. Mantente tranquilo.
7. Intenta que no te molesten durante tu silencio.
8. No leas durante la práctica del silencio.
9. Observa silencio cuando estés enfermo. Te proporcionará una gran paz mental y una pronta curación.

Video de esto, AQUÍ

Deja una respuesta